Compartir publicación

De acuerdo con los resultados del más reciente estudio realizado por la Asociación Civil Medianálisis, casi la mitad de los periodistas venezolanos debe enfrentar la gestión informativa diaria apoyados en soportes tecnológicos repotenciados y con un alto nivel de caducidad, dada la baja tendencia a la actualización de sus equipos de trabajo en los medios de comunicación en los cuales laboran.

Además de este aspecto, durante la investigación se pudo constatar y exponer la visión de un total de 350 periodistas desde su propia situación, experiencia y funciones que desempeñan en los medios en el contexto actual del país. Algunos indicadores permanecieron estables en comparados con los resultados de años anteriores, mientras varios otros mostraron variaciones que vale la pena observar.

Por cuarto año consecutivo, Medianálisis llevó a cabo la investigación sobre la Situación del Periodismo en Venezuela, que en esta edición 2018 como en las tres anteriores, centró sus esfuerzos en la revisión de aspectos como: las condiciones laborales, el contexto editorial, la situación interna y las condiciones externas de ejercicio en los medios de comunicación social, la censura y la autorregulación, así como los mecanismos de auditoría interna y la transparencia.

La intención de Medianálisis con esta investigación está en contextualizar la necesidad progresiva de mejorar los escenarios del ejercicio y la práctica del periodismo dentro de la sociedad venezolana dinámica y cambiante.

Entre los resultados de esta encuesta anual se puede destacar la poca disponibilidad de equipos o soporte tecnológico suficientemente actualizado y acorde para un desempeño eficiente de las funciones que realizan los periodistas en los diversos tipos de medios de comunicación.

En cuanto a la situación laboral se observó el predominio de las contrataciones fijas en todos los tipos de medios y en todo el país. Por ejemplo, tres de cada cuatro periodistas trabajan a tiempo completo en sus respectivos lugares de empleo.

Es importante notar que un poco más de la mitad de los comunicadores apenas obtiene una remuneración de hasta dos salarios mínimos, siendo mayor la proporción en Caracas, donde obtienen entre dos y cuatro salarios mínimos, cifra aún insuficiente para cubrir las necesidades básicas de los trabajadores de la comunicación.

En relación a las condiciones internas de los medios, se aprecia cómo se mantiene la desigualdad entre géneros, la cual se manifiesta, entre otras cosas, en la mayor cantidad de hombres en posiciones de jefatura. Vale resaltar que la desigualdad en los medios de comunicación siempre ha sido una variante y asunto pendiente en las transformaciones internas de las organizaciones periodísticas.

Otro de los asuntos de estudio de esta investigación fue la censura, la autocensura y la autorregulación, sobre lo cual los resultados indican que casi la mitad de los comunicadores encuestados manifestó que han sido de alguna forma limitados en el manejo de sus informaciones.

Destaca el estudio que uno de cada cuatro desconoce si existen protocolos para descartar noticias falsas, aún cuando esta cuestión se sitúa actualmente entre las primeras prioridades de los medios para la calidad y veracidad de los contenidos.

Esta investigación arrojó como resultado un listado de elementos reveladores de las precarias circunstancias de los periodistas para ejercer su trabajo, desventajosas condiciones salariales, limitadas oportunidades de trabajo y poco acceso a equipos tecnológicos actualizados para realizar su trabajo.

Para conocer más de este estudio dale clic aquí 


Compartir publicación